Barcelona: 93 206 51 51 Madrid: 91 591 33 05 info@itaeempresas.com Lunes - Viernes 9:00 - 21:00
Barcelona: 93 206 51 51 Madrid: 91 591 33 05 info@itaeempresas.com Lunes - Viernes 9:00 - 21:00
Efectos psicológicos por desempleo. Metodología Itae Empresas

Efectos Psicológicos por desempleo

A consecuencia de la crisis económica que venimos sufriendo en los últimos años, son un gran número las personas de nuestro país que se encuentran actualmente en situación de desempleo, lo cual, comporta además de graves consecuencias económicas, una importante repercusión psicológica, principalmente cuando dicha situación se prolonga en el tiempo.

El cómo las personas afrontan el desempleo depende principalmente de factores como la edad, el tiempo que lleven sin trabajo, las responsabilidades que tengan (cargas familiares, hipotecas o deudas), el tipo de personalidad y el apoyo socio-familiar del que dispongan.

Uno de los efectos emocionales más habituales en mayoría de personas desempleadas de larga duración, es la experimentación de ansiedad, dada la persistencia de un estado de incertidumbre, al no saber cuánto tiempo durará la situación y cuanto se tardará en conseguir un empleo. La ansiedad también puede originar alteraciones físicas o somáticas, como trastornos del sueño, trastornos gastrointestinales, disminución de la energía o cansancio físico.

Asimismo, es frecuente además, experimentar síntomas de nostalgia, tristeza, apatía y disminución de la autoestima, que tienden a agudizarse en caso de que la persona vaya perdiendo confianza en que la situación mejore, a la vez que desconfiando de sus propias capacidades.

Cabe destacar una serie de sentimientos muy comunes en las personas que atraviesan el desempleo, que pueden dificultar el afrontamiento de la situación:

Sentimiento de fracaso:

La persona puede llegar a sentir que ha fallado, pues en este caso también se cree responsable de su situación, puesto que no ha logrado mantener o encontrar un empleo.

Sentimiento de vergüenza:

Por el hecho de no tener ocupación laboral, la persona suele sentirse avergonzada y este sentimiento se pone de aún más de manifiesto cada vez que tiene que hablar de su situación con otras personas o afirmar que no tiene trabajo.

Sentimiento de desesperanza:

La falta de ofertas laborales, la no  concertación de entrevistas a pesar de la presentación de curriculums o las negativas obtenidas por las empresas, puede ocasionar que la persona desempleada llegue a perder la motivación para la búsqueda de empleo y a pensar que no tiene sentido hacerlo porque no lo va a conseguir.

Efectos psicológicos por desempleo

En  muchos casos estos síntomas pueden llegar a alcanzar suficientes niveles de intensidad y gravedad como para configurar un trastorno psicopatológico  (trastorno depresivo o trastorno de ansiedad) que requiera de intervención psiquiátrica y/o psicológica especializada.

Como ya hemos apuntado, el desempleo de larga evolución, no afecta del mismo modo a todas las personas, asimismo, la repercusión no será la misma para un joven de 25 años que vive con sus padres y no tiene cargas familiares, que para un padre de familia de mediana edad.

A continuación detallamos una serie de recomendacionepara facilitar el afrontamiento del desempleo prolongado y prevenir la aparición de cuadros psicopatológicos:

  1. Aunque la situación sea difícil, nada ganas con  compadecerte, por tanto, en lugar de ello, adopta una actitud activa, pues te ayudará a efectuar una interpretación no tan negativa de la situación y poder verla también como una oportunidad para mejorar, por ejemplo tu formación, o ampliar ciertos conocimientos o habilidades, de cara a poder optar además a otros campos laborales diferentes, que puedan ofrecer en estos momentos una mayor oferta de empleos.
  2. Intenta ver la situación como algo pasajero o temporal,que puede servirte para reinventarte a nivel profesional y personal.
  3. Concibe la búsqueda de trabajo, como un trabajo en si mismo. No dejes de buscar empleo activamente, destina cada día una franja horaria para dedicarte a esta tarea.
  4. Establece una rutina diaria, con la que debes ser constante en el mantenimiento de horarios y tareas. En este sentido, es muy importante que tengas objetivos diarios, donde, además del tiempo destinado a la búsqueda de empleo,  atiendas al resto de áreas de tu vida (familia, ocio, hábitos saludables, relaciones interpersonales), dedicando un espacio del día para las mismas. Ello contribuirá a que mantengas un adecuado equilibrio en tu vida.
  5. Deja de personalizar la causa de tu situación y trata de valorar objetivamente las variables externas que no tienen nada que ver contigo, como la crisis económica general, escasa oferta laboral en todo tipo de sectores, reducciones de plantillas, etc.
  6. No te centres solo en el momento laboral que estás viviendo y adopta un visión global de tu trayectoria profesional, así como de tus conocimientos, aptitudes y habilidades.
  7. Cultiva tus relaciones familiares y sociales, comparte con ellos y no te aísles ni te encierres en ti mismo.

¿Estás viviendo o conoces a alguien de tu entorno que esté en situación de desempleo?

Si sientes que por ti mismo te resulta difícil seguir estos consejos y que la situación de desempleo te desborda, no dudes en Contactar con Itae Empresas

Artículos recientes

Oportunidades que nos brinda la “nueva normalidad” en la empresa
3 junio, 2020
Liderazgo resiliente
Liderazgo resiliente para tiempos de incertidumbre
18 mayo, 2020
Vídeos Psicoeducativos. Especial COVID-19 | Presentación
Vídeos Psicoeducativos. Especial COVID-19 | Presentación
30 marzo, 2020

Twitter @itaeempresas